El ABC de las Microfábulas

Luisa Valenzuela sacó en Madrid un nuevo libro de Microficciones con ilustraciones de Rufino de Mingo. Es una edición limitada de 100 ejemplares numerados y firmados por sus autores. 124 páginas. Para muestra, tres botones:

G

Gorilas y gusanos gustan de la globalización. La gente gime, golpeada por garrotes de generales gorilas, guapos guarangos que galopan al grito de “¡Genial!”
Grandes gimnastas, los generales gorilas y gusanos se gratifican en grado gozoso con el gaznate gárrulo. ¡Güai del gurí gay que los gaste! Son guapos, gelatinosos, gigantescos. Grandiosos gritones como guacamayas, glorifican la guerra, los gladiadores, los gendarmes glaucos, los guardacárceles, y gozan del graznido de los gansos. En grupo, los muy gandules le granizan las guindas a la gente. Gobiernan con guardias y guaruras. Los gerentes les garpan grandes guarismos, pero golosos no gastan en guisos gremiales, no son gregarios, son grasientos granujas guardianes de la guillotina.

Moraleja:
Un pasito a la izquierda suele mejorar la vida propia y ajena.

J

Jacinta, joven jirafa de Jaipur, se jabona el jopo en el jagüel.
– Ja ja ja, joyas japonesas mis jubones. Los jueves el jilguero me jinetea hasta la jarana, justifico la jauja; se jacta con José el jirafo en jefe.
José se jarta. ¡Jolines! Por jubilosa y jugosa la jalan a Jimena en una jaula.
– Juro por mis jamones, por la joroba del jeque juro que no jugaré más; jerarquiza Jacinta, jadeante. Seré juiciosa, jamás jalaré la jabalina,
El juez la juzga con jitanjáforas jónicas. Jimena jalona sus jeremíadas con jaculatorias jíbaras. Pura joda. No la ajustician, la juzgan jovial y la juntan con Júpiter.

Moraleja:
La alegría es tu mejor defensa.

Y

En Yapeyú Yolanda la yarará yace con el yacaré Yocasto en los yuyos bajo las yagrumas. ¡Qué yunta! Yo los llamo a yantar yucas con yogurt pero no yiran del yugo.
Un yerro.
Yucas con yogurt, ¡yajjj! es yeso, dicen. Queremos yantar yacs, yeguas, el yeti, yanquis. Y tu yugular.
Yo huyo, yardas y yardas; los yanquis llevan yelmos, yo no, ni de yapa.
Ya, ya, yarará y yacaré, yin y yang yerbateros, no sean yeta: ¡vayan a yoga, yiren el yoyó, yazcan en Youtube!

Moraleja:
La comida macrobiótica no es para todos, mejor no insistir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s