De como vive un lector en Moscú

Mi mejor amigo, Nacho Jubilla, está viviendo en Moscú y me mandó esto que comparto con ustedes. Spasiva Patas.

Un lector en Moscú siempre espera el viaje en metro. Las distancias entre estaciones son enorme y las escaleras mecánicas llegan a tardar 5 minutos (en algunos lados hay incluso mas de una). Por eso al lector se le hace fácil meterse rápidamente en cualquier historia y permanecer ahí mucho más de lo que permiten la mayoría de las circunstancias urbanas. Tanto se concentra que cuesta volver a cerrar el libro y promete hacerlo en el próximo punto mientras ya fuera de la escalera mecánica empieza a caminar sin sacar la vista del párrafo. Se interrumpe sólo cuando choca accidentalmente a una señora rusa que va apurada y cargada camino al trabajo. Ella lo mira con mala cara. El lector se esfuerza y dice: “Isvinite pashalsta”. La señora ni siquiera vuelve a mirar y se va.
.
El lector guarda el libro en el bolso y se deja llevar por la manada de gente hasta la salida, esperando la vuelta en metro.
.
Anuncios

3 comentarios en “De como vive un lector en Moscú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s