El sueño de Marilyn Monroe

La misteriosa rubia anotó este sueño en 1955 en uno de sus cuadernos que ahora serán publicados en el libro Fragmentos editado por Seix Barral. Imperdible. El sueño fue siete años antes de que la encontraran muerta en una cama rodeada de barbitúricos y un teléfono descolgado. 

Con ustedes, el inconsciente de la diva:

“El mejor de los cirujanos – Strasberg me va a abrir lo cual no me importa porque la Dra. H me preparó – me puso la anestesia y diagnosticó el caso y coincide en lo que debe hacerse – una operación – para devolverme a la vida y curarme esta terrible enfermedad sea lo que demonios fuere. Arthur (Miller) es el único que está esperando afuera – preocupado y deseando que la operación vaya bien por muchas razones – por mí – por su obra y por él mismo indirectamente. Hedda – preocupada – no para de llamar por teléfono durante la operación – Norman – pasa una y otra vez por el hospital para ver si estoy bien, pero más que nada para consolar a Art que está muy preocupado.
Milton llama desde su enorme despacho, muy espacioso y todo de muy buen gusto – y lleva sus asuntos de un modo novedoso con estilo – y suena música y él está relajado y disfrutando, aunque también esté muy preocupado al mismo tiempo – hay una cámara encima de su mesa, pero ya no hace fotos salvo de grandes pinturas.
Strasberg me abre después de haberme puesto la anestesia la Dra. H. y trata de consolarme de un modo clínico – todo en la habitación es blanco, de hecho no veo a nadie, sólo objetos blancos – me abren – Strasberg con la asistencia de Hohenberg. Y no hay absolutamente nada – Strasberg está profundamente decepcionado e incluso – académicamente sorprendido de haber cometido semejante error. Creyó que iba haber tantísimo – más de lo que nunca soñó posible en casi nadie, pero no había absolutamente nada – vacío de todo sentimiento humano vivo – lo único que salió fue aserrín finamente cortado – como de dentro de una muñeca Raggedy Ann – y el aserrín se desparrama por el suelo y la mesa, y la Dra. H está atónita porque de pronto se da cuenta de que éste es un nuevo tipo de alumno (o de estudiante, iba a escribir).
El caso del paciente totalmente vacío. Los sueños y esperanzas de Strasberg sobre el teatro se han derrumbado. Los sueños y esperanzas de la Dra. H de una cura psiquiátrica permanente son resignados – Arthur está decepcionado – abandonado -“.

Hedda se hizo muy amiga de Marilyn en 1955 y durante un tiempo fue su asistente. Norman es el marido de Hedda. La Dra H. es Hohenberg, su psiquiatra. Art es Miller. Más info.

Otros escritos de Marilyn:

**********
Taaaantas luces en la oscuridad convirtiendo en esqueletos los edificios y la vida de las calles.
¿Qué era lo que iba pensando ayer por la calle?
Parece tan lejano, hace mucho y la luna.
Menos mal que me explicaron de niña lo que era
porque ahora no podría entenderlo.
Ruidos de impaciencia de los taxistas manejando que deben manejar –
calles calurosas, polvorientas, heladas, para poder comer, y quizás ahorrar para unas vacaciones, en las que puedan llevar a sus mujeres a la otra punta del país para ver a la familia.
Entonces el río – la parte hecha de pepsi cola – el parque – gracias a dios por el parque.
Aunque no estoy mirando nada de esto,
estoy buscando a mi amante.
Menos mal que me explicaron de niña lo que era la luna.
Ese río silencioso que se agita y se hincha con todo lo que pasa por encima de él
el viento, la lluvia, los grandes navíos.
Amo el río – nunca inmóvil por nada.
Está tranquilo ahora
y el silencio está solo
salvo por el ensordecedor estruendo de cosas desconocidas,
tambores lejanos muy presentes
excepto por los penetrantes aullidos
y los susurros de las cosas
los sonidos agudos y luego de pronto acallados
hasta convertirse en sollozos más allá de la tristeza – en terror más allá del miedo.
El grito de las cosas indeciso y demasiado joven para ser conocido aún.
Los sollozos de la propia vida.

Tienes que sufrir –
la pérdida de tu oscuro dorado cuando hasta tu cobertura de hojas muertas te abandone
fuerte y desnuda debes permanecer –
viva – mientras miras adelante, aunque el viento te haga inclinarte
y llevar el dolor y la alegría
de lo nuevo en tus miembros.

Soledad – permanece quieta.

********

Dejé mi casa de madera sin pulir –
un sofá de terciopelo azul con el que sueño todavía.
Un arbusto oscuro y resplandeciente justo a la izquierda de la puerta.
Al final del camino los crujidos mientras mi muñeca
en su cochecito pasaba sobre las grietas – “Nos iremos lejos”.

Los prados son enormes la tierra (será) dura
a mis espaldas. La hierba tocaba
el azul y nubes aún blancas cambiaban la forma
de un anciano por la de un perro sonriente con las orejas desplegadas.

Mira –
Los prados se extienden – están tocando el cielo.
Dejamos nuestros contornos sobre la hierba aplastada.
Morirá más pronto porque estamos aquí – ¿habrá
crecido algo más?

No llores muñeca no llores
te tengo en brazos y te acuno hasta que te duermes.
Calla calla sólo estaba fingiendo que no soy (era)
tu madre que murió.

Te alimentaré del arbusto oscuro y resplandeciente
justo a la izquierda de la puerta.

Anuncios

5 comentarios en “El sueño de Marilyn Monroe

  1. lo que nunca entendio ella es que existe un gran supremo que es Dios y se hizo la ciega yo bien podria dar con la revelacion de ese sueño los que todos dicen es tan extraño…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s