Mentira

Yo le creí. Pero él me mentía en todo. En su color de pelo, en la nariz respingada, en su cara y en que me amaba.Manuel me embaucó desde el principio, armando un encuentro del destino, cuando ahora sé que él ya me conocía. Para no levantar sospechas siguió todos los pasos del proceso geográfico: mi casa, la suya, la venta de ambas y nido compartido. Minuciosamente encaminó los pasos del amor: la pasión inicial, el acostumbramiento, las infidelidades y el reflote con terapia de pareja. Pero la convivencia se volvió un infierno. Peleas continuas, dejar el dentífrico destapado a propósito, sexo eventual y mantener las formas en reuniones sociales. Cada vez él tiraba más de la soga. En la peor de las discusiones que tuvimos, cuando me arrojó todos los platos de la cocina y yo le rayé el auto de punta a punta. Desquiciada, le grité:

– Te odio.

– Es lo que quería.

– El único hombre que me quiso fue Esteban, jamás lo tendría que haber…

– Es cierto.

– ¡Sos estúpido! Estoy prefiriendo a otro, no a vos.

Manuel con tranquilidad, se abrió el cuero cabelludo y me mostró la cicatriz que Esteban tiene en la cabeza.

Corta gran mentira de Analía V. Bustamante. Robado de Cuentosymás.

Imágen: Tute, visiten su blog, muy bueno!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s