Nunca quiso ser cocinero

Y cuando llegan libros a casa comienza la lucha que culmina cuando lo amenazo con las frías baldosas del piso de la cocina. Y entonces llora, y yo me siento mal. Pero no tanto. Voy a empezar por el libro de cuentos La fe Ciega de Gustavo Nielsen y seguiré con Balzac que nunca se va demasiado lejos. Buenos lanzamientos de La compañía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s