Aseguran que Pablo Neruda fue asesinado

El juez que investiga la muerte del Premio Nobel de Literatura interrogó ayer a Manuel Araya, antiguo chófer del poeta, que asegura que el Premio Nobel de Literatura fue asesinado. Ahora, esperan indagar a la antigua enfermera de poeta. La versión oficial responsabilizaba al cáncer de la muerte del escritor chileno.  El chofer de Pablo Neruda asegura que el poeta fue asesinado

El juez de la Corte de Apelaciones de Santiago Mario Carroza tomó declaración a Araya en un cuartel policial de la localidad costera de San Antonio, a unos 100 kilómetros de la capital, según confirmó el abogado Eduardo Contreras, que representa a la parte querellante. Contreras no puede revelar el contenido del sumario porque es secreto, pero asegura que el martes habló con el chófer y éste le adelantó que iba a ratificar su versión. El letrado señaló además que al parecer el juez también tenía previsto tomar declaración a la enfermera que cuidó a Neruda en su casa costera de Isla Negra, un auténtico museo abierto hoy en día a las visitas y en cuyo jardín reposan los restos del poeta junto a los de su tercera mujer, Matilde Urrutia.

Según el relato oficial de los hechos, aceptado por la familia de Neruda, el literato falleció en la clínica santiaguina Santa María debido a un avanzado cáncer de próstata el 23 de septiembre de 1973, doce días después del golpe de Estado que derrocó a su amigo el presidente Salvador Allende. Sin embargo, Manuel Araya declaró en mayo en una entrevista a la revista mexicana Proceso que el poeta murió asesinado con una inyección que le aplicó un médico y no debido a un empeoramiento del cáncer que padecía. Ante las dudas que surgieron en torno al caso, el Partido Comunista, al que pertenecía Neruda, presentó a fines de ese mes una querella, acogida por la Justicia, para investigar si el autor de Veinte poemas de amor y una canción desesperada fue asesinado.

Esta investigación coincide con el desarrollo de otras indagatorias judiciales para esclarecer las muertes de dos ex presidentes chilenos, Salvador Allende y Eduardo Frei Montalva, y de un ex ministro, José Tohá, todos fallecidos durante la dictadura (1973-1990). El caso de Salvador Allende fue investigado por el propio juez Carroza, quien en julio confirmó, tras conocer un informe científico y realizar varias pericias, que el mandatario se suicidó el 11 de septiembre de 1973 durante el bombardeo a La Moneda (sede de Gobierno), tal como señalaba la versión más difundida sobre ese cruento episodio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s