Recomendación: Los ojos de la intemperie

El hombre está parado en una plataforma de Retiro. Mira a un micro irse, ráfagas de viento le dan en la cara. Adentro del ómnibus su pequeña hija y su ex mujer se van a vivir a otra ciudad.

1239585_635791383108558_1539818339_nEsa es la escena desoladora con la que arranca la novela de Marcelo R. Caruso. Es difícil dejarla a partir de ahí. El protagonista entonces ¿Qué hace? Podríamos decir, vuelve a su casa, llama a sus padres, se tira en el piso a llorar. Bueno, no. El protagonista de Los ojos de la intemperie se va a un bar y se agarra a trompadas. Porque Enzo Bruno es un tipo real. Existe. No nos defrauda. En cada página vamos conociendo más a este padre que tiene que rehacer su vida, buscar un lugar en la ciudad. Asistimos a cada uno de los aciertos y miserias del personaje, su familia, sus nuevos amigos del conventillo a donde se va a vivir. De ahí surge la luz de la que habla Pablo Ramos en la contratapa. Porque es desde ese lugar, el menos pensado, donde Enzo encuentra amparo y esa sensación va creciendo durante la novela hasta hacerse parte de uno. Hasta hacernos sentir en casa. Eso logra Marcelo Caruso con esta novela corta que corre ante nuestros ojos.

La editó Milena Caserola. Esta es la contratapa de la que hablaba antes, escrita por Pablo Ramos:

1240433_642397062447990_1506674602_n

Un hombre anónimo, un hombre aparentemente gris, un hombre doblado por la vida, espera en una plataforma de retiro que un micro parta rumbo la costa atlántica. En el micro están su ex mujer y su hija, se van para siempre, de su vida, de su ciudad, Buenos Aires, y parece que este hombre no va a ser capaz de soportar eso, parece, sin que el autor lo diga ni lo insinúe ni nada, que va a meter la cabeza entre las ruedas de ese mismo micro. Pero no lo hace. Se va a un bar y le rompe la cara a un mozo. Lo llevan preso y empieza la novela de Enzo Bruno, ese hombre quebrado, ese hombre que lejos de ser una persona gris resultará oscuro por momentos y luminoso casi todo el tiempo.
La vida va a darle más y más palo, pero él se las va a ingeniar para que el humor, el placer y la poesía, sigan haciendo de él un hombre que, pese a estar hundido en esta mierda en la que estamos hundidos todos los hombres, siga mirando hacia las estrellas.
Caruso se presenta en el panorama narrativo argentino para romperla. Tiene un talento descomunal y ha logrado un profundo control de su prosa. Ésta, su primera novela, LOS OJOS DE LA INTEMPERIE, es una obra imperdible, una bella sinfonía pastoral, triste y cuidada. Y merece la lectura de quien sea Ud. lector, que está ahora leyendo estas palabras.
Festejo a Caruso y Festejo LOS OJOS DE LA INTEMPERIE. Y auguro, tanto para el autor y la novela, el mayor de los destinos literarios.

PABLO RAMOS

Acá, pueden ver algo de lo que fue la presentación a cargo de Washington Cucurto:

Adelanto de Las cosas que pasaron

En unos meses sale mi primer libro de poesía por la editorial Huesos de Jibia. El poemario se llama Las cosas que pasaron. Hoy colgué algunos poemas acá: Poemas Gaby Larralde. 

Y aprovecho para pasar un aviso. Si tienen ganas de escuchar poesía, voy a estar recitando en el Rumiar Buenos Aires junto a otros poetas amigos como Caroline Crane, Leticia Morínigo, Matías Berrondo y Pablo Ramos. Va a estar bueno. Están todos invitados. Es en Ladran Sancho -espacio de arte- Guardia Vieja 3811. 21 hs. — Jueves 15 de agosto.

1011967_671019509594895_1002387934_n

Poeta recomendada

Flor Codagnone es periodista y docente. Está a cargo de la materia Rock y Comunicación Social de la Universidad del Salvador. Participó de la antología Rock del país y tradujo con Luciano Lutereau Los Beatles y Lacan, pero. En verdad, nada de esto importa. Desde que leí Mudas, su primer libro de poesía, para mí, […]

Recomendación: Los Beatles y Lacan

images

Desentrañar la lógica beatle es sin duda una de las cuestiones que salen cada tanto en charlas de sobremesa y en algún que otro viaje en auto con @zanoni.

¿Por qué Los Beatles rompieron con todo? ¿Fue por una cuestión meramente estética, política, temporal? Por todas ellas juntas, ok, pero entonces ¿Por qué ellos y no otros? ¿Por qué aún hoy funcionan como horma de cualquier banda de rock ?

Este libro viene a intentar responder estas preguntas desde una perspectiva lacaniana. Su autor, a diferencia de lo que uno creería no es psicólogo, es historiador y especialista en literatura española. Se llama Henry Sullivan y es uno de aquellos privilegiados que escuchó a Los Beatles cuando emergieron. Que tuvo un disco de vinilo en las manos y dijo “A ver qué onda estos cuatro…” . Bueno, tal vez lo dijo distinto porque es inglés, pero él fue de los que descubrieron a los Fab Four. A diferencia de la gente de mi generación que lo recibimos como el Santo Grial de la música al grito de una amorosa madre: “Gabriela, venía acá, ¿Vos rayaste Revolver??!!”.

Al parecer Henry tuvo una mujer psicóloga y por eso se le ocurrió este mix que salió publicado en 1995. Flor Codagnone quien tiene una cátedra de rock y sociología en la Universidad del Salvador dió con el libro y le escribió al autor. Luego junto con Luciano Lutereau hicieron la traducción y el hada madrino Editorial Galerna lo publicó! El hada madrino vendría a ser Salvador Biedma. Que de hada no sé, pero de madrino algo tiene.

En la presentación que fue el viernes pasado vimos el documental Nowhere boy sobre la historia de Lennon antes de Los Beatles, la relación con su madre, su tía Mimi, los comienzos. Muy buena. Luego hubo una mesa y se plantearon cuestiones que el autor aborda como si Lennon era un perverso y Paul un neurótico obsesivo, pero para eso, tendrán que leer el libro.

Acá, pueden escuchar al autor hablando de la salida del libro en Buenos Aires:

Un poco de Mandelstam para este viernes

Miren esa vieja mujer que acepta sin chistar el turno noche en una fábrica soviética de provincias y va de máquina en máquina por ese taller desierto moviendo los labios inaudiblemente. ¿Saben qué está haciendo? Está recitando para sí los poemas de su marido. Eso hace hora tras hora, noche tras noche. Tiene en su cabeza más de mil poemas, y una sola misión en la vida: preservarlos en su memoria. La única manera de mantenerse con vida que tiene la viuda de un enemigo del pueblo es hacerse invisible al largo brazo del aparato represor soviético, y eso viene haciendo Nadiezhda Mandelstam desde que Stalin mandó a su marido a morir en Siberia en 1938.

“Hay que ser cautelosos con los poetas; la historia está siempre de su lado…”.

ImagenPor Juan Forn para Página. Nota entera: http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-224268-2013-07-12.html

Algunos poemas recitados: http://www.youtube.com/watch?v=WiZroFCQBpM

Romántica y efectiva recorrida por la Feria del Libro

Según @zanoni es una nerdeada innecesaria, pero yo siempre anoto antes de ir, los stands que quiero visitar, por libros o amigos. Lo caótico va bien en una picada, no en la feria que rápidamente se llena de gente. Hay que ir puntualmente, comprar y luego huir. El día y el horario elegido: Domingo, medio día. No hay nadie. En dos horas podes hacer este hermoso recorrido: d Entras por Sarmiento, caes en el Pabellón Azul: 308: Galerna. 417: La Crujía. 620: Siglo XXI 628: El cuento de Plata. 716: Capital Intelectual. 726: Zorro Rojo. De ahí, seguís caminando y caes en el Pabellón Verde: 715: Bajo la luna. 725: La Bestia Equilátera. 917: Eudeba 920: Fondo Cultura Económica. 1013: Alfaguara 1016: Planeta 1017: Random House Mondadori. 1120: Riverside 1210: Albatros 1220: Paidos. De ahí pasas al Pabellón Amarillo: 1722: Adriana Hidalgo. Eterna Cadencia. 1718: Papyre Al Pabellón Ocre no llegué. Había anotado 3024 Zona poesía.

Los que esperan

poesBonitos libros que conseguí en la @ferialibro: Cuentos Completos de Clarice Lispector editado por Siruela y varios libros de poesía detallado aquí abajo:

– La apariencia de los espléndido, Yaki Setton. Bajo la luna poesía.

– La mala vida, Paula Jiménez. Bajo la luna poesía.

– Picardía, Federico Damiano. Editorial Zama.

– Té de manzanilla y otros poemas, Katherine Mansfield. Bajo la luna poesía.

– El rock de los limbos, Carmen Iriondo. Paradiso poesía.

– El paisaje interior, Mirta Rosenberg. Bajo la luna poesía.

– Un libro oscuro, 105 poemas negros. Selección y prólogo de Florencia Castellano. Bajo la luna poesía.

Poema x tuit y el mundo acabará aperitivo

@gabylarralde: Picada con hermano ingeniero. Le leo poesía, cuando estoy x rendirme, me dice ‘el primero’ ‘me lo volves a leer’. #Taco #Rabona #Gooool

_MG_6116Edit

Suena el teléfono y me despierta. Es mi padre.
Quiere que vaya a visitarlo.
Mientras lo escucho me refriego los ojos
y miro a través de la ventana
que semiabierta deja entrar el resplandor del sol.
Quedamos en vernos a las doce. Corto.
Dentro de un rato me vestiré y saldré a la calle,
pensaré algunos temas para hablar mientras comemos,
porque no me gusta,
no me parece bueno,
quedarme callado cuando estoy con mi viejo.
Fabián Casas (Buenos Aires, 1965)
En Tuca. Libros de tierra Firme, Buenos Aires, 1990.

¿Sabés qué es un Slam de Poesía?

Cada vez que titulo con pregunta, me siento la revista Muy Interesante. Peeero, el punto es que hace varios años se están haciendo en Argentina encuentros de poetas llamados Slams. Según su página Slam! Argentina :

El SLAM! es un torneo de poetas en el que se enfrentan mediante el puntaje de un jurado seleccionado del público. El formato del torneo esta inspirado en el boxeo. Se hace por rondas donde cada poeta tiene 3 minutos con 20 segundos, para leer o recitar o declamar su poema. Los poetas no se enfrentan directamente ni se responden el uno al otro como en una Batalla de Gallos. Leen su poesía y los que reciben las mejores notas del público, pasan a la segunda ronda. El Slam es tambien un formato de recital que implica el público y abre el micrófono a cualquier persona que escribe cualquier tipo de poesía, y así hace el recital mucho más dinámico y entretenido que recitales tradicionales.

Acá les dejo una Batalla de Gallos y diganme qué opinan:

En breve se viene otro, lean acá.