Las cosas que pasaron en Baja Libros

Ya se puede descargar mi libro “Las cosas que pasaron” de BajaLibros!! La edición en papel se agotó y hasta que no salga la nueva tirada por Editorial Hdj (saldrá en mayo), solamente se podrá comprar acá… Compartan, regalen, disfruten. Llenemos los días de poesía, no puede salir mal ✿

Este es el link: http://www.bajalibros.com/Poesia/Las-cosas-que-pasaron-Gabriela-Larralde-eBook-790504#

 

Captura de pantalla 2014-04-17 19.28.24 No quiero dejar de hacer un comentario, la gente del portal aceptó que yo ponga el precio del libro. Sale menos de la mitad de lo que cuesta el libro de papel en librerías, como siempre sostuve que tiene que salir un libro digital. Estoy contenta de que se pueda bajar por 30 pesos. Alegría!

Anuncios

Políticos al diván, de Diego Sehinkman

Diego Sehinkman es un gran entrevistador, lo veo cada vez que grabamos el programa de radio*. La cara se le transforma cuando entra el personaje en cuestión. Entonces deja de escuchar si le digo algo acerca de la música o el aire acondicionado. Es como si soltaras un león adentro de su jaula, él ya empieza a dar vueltas alrededor con pasos cortos midiendo las palabras, los silencios, las sonrisas y las distancias. Para él la partida ya empezó y lo disfruta. Se divierte, se embarra si hace falta, indaga, va al frente. Por eso es bueno, porque siempre tiene la actitud de un perro investigando una pelota nueva que cae desde el patio vecino, actitud un poco lúdica, un poco sádica.

244_9789500747127.jpg

Cómo piensan los inconscientes que nos gobiernan.

 ¿Cómo explica Eduardo Duhalde que lo vinculen siempre con el caos y el narcotráfico? ¿Considera Ernesto Laclau, el cerebro teórico del kirchnerismo, que Cristina es realmente populista? ¿Dónde cree Daniel Scioli que termina el estoico y empieza el sumiso? En una entrevista histórica, Oscar Lescano, legendario integrante de “Los Gordos”, desnuda las privatizaciones y relata sin pudor cómo él fue “oficialista de todos los gobiernos”. Rodolfo Terragno afirma, no sin nostalgia, que si él hubiera sido presidente en lugar de De la Rúa, la Alianza no habría terminado en naufragio. El banquero Jorge Brito revela la historia del único ser vivo que le hizo entender que no era invencible: un perro. A Diana Conti se le va la lengua y cuenta cómo el gobierno usa la agencia de noticias Télam para desmentir o confirmar información. Carlos Kunkel y Dante Gullo recrean, a la luz del presente, su paso por Montoneros y la Juventud Peronista durante los setenta. Patricia Bullrich se angustia y llora por sus épocas como ministra de Trabajo de la Alianza y el recorte a los jubilados. Aníbal Fernández se emociona recordando a Néstor Kirchner, confiesa haberse construido un personaje y da su versión de cómo nació su apodo de “Anibaúl”. Con un dominio sutil e implacable del arte de la conversación, que se vale tanto de la sesión de análisis como de la entrevista política, Diego Sehinkman convirtió su sección en el diario La Nación en una de las más esperadas, sorprendentes y bienvenidas de los medios argentinos, abriéndose paso hasta esa zona celosamente inexpugnable de las figuras públicas del poder: la verdadera intimidad de sus ideas y sus sentimientos. Ahora, en Políticos al diván reúne por primera vez las versiones completas de las conversaciones más reveladoras que dio la clase que nos gobierna.
***
Acá en una entrevista, Diego Sehinkman cuenta más: Entrevista Diego Sehinkman
***

*Séptimo Día. Domingos de 16 a 18 hs por La Once Diez. Conduce junto a Astrid Pikielny, con columnas de Diego Recalde, Lalo Zanoni y mías.

Una recomendación para niños: López

Durante todo el 2013 leí muchos libros para niños por el tema que estuve investigando para mi tesina. Si bien, por ahora, terminé con la investigación, sigo leyendo libros para chicos, porque básicamente me divierte. Les recomiendo López. Un simpático libro, sobre la historia de un perro que tiene apellido de nombre. Me gustó mucho su dibujante, Cucho Cuño, aquí su blog: http://cucholandia.blogspot.com.ar/

LÓPEZ - EDITORIAL QUIPULópez es un perro bien de su casa, mira telenovelas con su dueña, sale a hacer las compras, usa piyama para dormir, corbata para pasear y come comida dietética para perder peso. La vida de López en la casa de los Gil, sus dueños, parece casi perfecta, hasta que conoce a Cartucho. Un perro bien perro, con una auténtica vida de perros. ¿Qué le pasará a López cuando descubra que existe una vida tan distinta a la suya? Una historia en donde su autora, Silvina Rocha, indaga en clave de humor sobre la humanización de las mascotas y el respeto que en verdad merecen.

Recomendación: Los ojos de la intemperie

El hombre está parado en una plataforma de Retiro. Mira a un micro irse, ráfagas de viento le dan en la cara. Adentro del ómnibus su pequeña hija y su ex mujer se van a vivir a otra ciudad.

1239585_635791383108558_1539818339_nEsa es la escena desoladora con la que arranca la novela de Marcelo R. Caruso. Es difícil dejarla a partir de ahí. El protagonista entonces ¿Qué hace? Podríamos decir, vuelve a su casa, llama a sus padres, se tira en el piso a llorar. Bueno, no. El protagonista de Los ojos de la intemperie se va a un bar y se agarra a trompadas. Porque Enzo Bruno es un tipo real. Existe. No nos defrauda. En cada página vamos conociendo más a este padre que tiene que rehacer su vida, buscar un lugar en la ciudad. Asistimos a cada uno de los aciertos y miserias del personaje, su familia, sus nuevos amigos del conventillo a donde se va a vivir. De ahí surge la luz de la que habla Pablo Ramos en la contratapa. Porque es desde ese lugar, el menos pensado, donde Enzo encuentra amparo y esa sensación va creciendo durante la novela hasta hacerse parte de uno. Hasta hacernos sentir en casa. Eso logra Marcelo Caruso con esta novela corta que corre ante nuestros ojos.

La editó Milena Caserola. Esta es la contratapa de la que hablaba antes, escrita por Pablo Ramos:

1240433_642397062447990_1506674602_n

Un hombre anónimo, un hombre aparentemente gris, un hombre doblado por la vida, espera en una plataforma de retiro que un micro parta rumbo la costa atlántica. En el micro están su ex mujer y su hija, se van para siempre, de su vida, de su ciudad, Buenos Aires, y parece que este hombre no va a ser capaz de soportar eso, parece, sin que el autor lo diga ni lo insinúe ni nada, que va a meter la cabeza entre las ruedas de ese mismo micro. Pero no lo hace. Se va a un bar y le rompe la cara a un mozo. Lo llevan preso y empieza la novela de Enzo Bruno, ese hombre quebrado, ese hombre que lejos de ser una persona gris resultará oscuro por momentos y luminoso casi todo el tiempo.
La vida va a darle más y más palo, pero él se las va a ingeniar para que el humor, el placer y la poesía, sigan haciendo de él un hombre que, pese a estar hundido en esta mierda en la que estamos hundidos todos los hombres, siga mirando hacia las estrellas.
Caruso se presenta en el panorama narrativo argentino para romperla. Tiene un talento descomunal y ha logrado un profundo control de su prosa. Ésta, su primera novela, LOS OJOS DE LA INTEMPERIE, es una obra imperdible, una bella sinfonía pastoral, triste y cuidada. Y merece la lectura de quien sea Ud. lector, que está ahora leyendo estas palabras.
Festejo a Caruso y Festejo LOS OJOS DE LA INTEMPERIE. Y auguro, tanto para el autor y la novela, el mayor de los destinos literarios.

PABLO RAMOS

Acá, pueden ver algo de lo que fue la presentación a cargo de Washington Cucurto:

Poeta recomendada

Flor Codagnone es periodista y docente. Está a cargo de la materia Rock y Comunicación Social de la Universidad del Salvador. Participó de la antología Rock del país y tradujo con Luciano Lutereau Los Beatles y Lacan, pero. En verdad, nada de esto importa. Desde que leí Mudas, su primer libro de poesía, para mí, […]

Recomendaciones de Abril: Una novela

– El amor nos destrozará, de Diego Erlán.

¿Cómo se hace para recordar lo inconcluso, lo incierto, lo que no está, lo que nunca estuvo? ¿Cómo armar el pasado desde los ojos de un niño?

elamor

Agustín tiene 7 años cuando muere su hermana casi adolescente en unas vacaciones familiares. Al volver a Buenos Aires comienza una nueva vida para todos. A partir de ahí, asistimos a la convivencia de esta familia con una muerte de la que no se habla. Una muerte que flota en el ambiente del departamento, en los recuerdos de Agustín, en la música.

Diego Erlán, utiliza un recurso muy bueno para la ardua tarea en la que se mete Agustín que es recordar. Cambia la voz narrativa de primera a tercera persona en varias ocasiones y esto hace más verosímil la búsqueda.

La novela cubre toda la adolescencia de Agustín, hasta sus 17 años, en donde entran los amigos, el sexo, la televisión, el cine y claro, la música. Me gustó mucho, la recomiendo. Es de Tusquets Editores.