Vinculan a la KGB con la muerte de Albert Camus

Por sus críticas a Moscú, relacionan a la agencia de inteligencia soviética con la muerte del escritor. Según dicen el canciller ruso Shelípov habría ordenado personalmente el atentado contra Camus.

El 4 de enero de 1960, el francés Albert Camus murió cuando el auto en el que viajaba y que conducía su editor, el célebre Michele Gallimard, se estrelló contra un árbol en Villeblevin camino a París. La policía encontró junto al cuerpo del escritor 144 páginas del manuscrito de El primer hombre, la novela inconclusa que la hija de Camus publicó en 1994.

Medio siglo después de ese final abrupto, el académico y poeta italiano Giovanni Catelli sorprendió al afirmar –en un artículo publicado en el “Corriere della sera”– que el accidente automovilístico habría sido un atentado de la temible agencia de inteligencia soviética, la KGB. Catelli se basa en un fragmento revelador del diario personal del prestigioso traductor checo Jan Zábrana. “Un amigo informado asegura que el accidente fue arreglado por el espionaje soviético». «Dañaron un neumático (…) La orden la dio personalmente Shepílov, como represalia por el artículo publicado en “Franc-Tireur” el 18 de marzo de 1957”, se lee en el diario fechado en 1980 que la viuda del traductor brindó a Catelli y que había sido publicado sin ese revelador fragmento en Europa.En el artículo mencionado, Camus responsabilizaba al canciller soviético Dmitri Shepílov de la represión en Hungría de 1956. Un año después Camus festejó el Nobel para Boris Pasternak, disidente ruso y autor de Doctor Zhivago.

Consultado por The Guardian el biógrafo de Camus, Olivier Todd, dudó de la veracidad de la revelación, pero la viuda del traductor dedujo quiénes podrían ser los informantes. El profesor Jiri Zuzanek es el único que está vivo y quien quizás tenga la respuesta de la incipiente polémica.

La noticia en Ñ.

Manuscritos originales en Buenos Aires

Originales de Albert Camus, Sartre y Antoine de Saint-Exupéry pueden verse desde ayer en La Casa de La Cultura del Fondo Nacional de las Artes.

Un dibujo original del Principito, cartas de Albert Camus, el original de Julio Cortázar de Las armas secretas, los versos de La Jeune Parque, de Paul Valéry, la edición original dactilografiada de La peste en un papel casi transparente, un par de cartas escritas en francés por Julio Cortázar, una ilustración original de Muñoz para la adaptación de El perseguidor, también de Cortázar y dos proyectos de maquetas trazadas a lápiz para la cubierta de Ficciones, de Borges, entre otras cosas.

Todo este material, propiedad de la editorial francesa Gallimard, fue traído a Buenos Aires por valija diplomática y ya se puede ver. Según los organizadores, el Ministerio de Cultura y el Instituto Francés, la muestra comprenderá tres partes: la historia de las Ediciones Gallimard; Gallimard en la Argentina, donde se podrán ver las relaciones estrechas que los escritores mantenían entre sí, y tres manuscritos originales: La p este (Camus); Las palabras (Jean-Paul Sartre); Vuelo nocturno , de Antoine de Saint-Exupéry, y un dibujo original de El Principito . En Villa Ocampo y en la Biblioteca Nacional habrá charlas y presentaciones.

Rufino de Elizalde 2831, en Barrio Parque. Más info.