Microficciones de Viernes Siestario

Robo de Cuentosymás este videito, hecho por unos estudiantes españoles, basado en tres Microficciones de Ana María Shúa. Muy buenos.

Opciones para el Día del niño

El pedido de hoy fue muy específico, lo recreo para ustedes: “Hola Gaby! Que libros me recomendarías para el dia del niño para un chico de 10 años, que sean facil de conseguir en librerías? algo que sea bueno y no muy costoso! perdon si pido mucho! Jeje. Agradecería tu respuesta. Besos! Franco”.

Vamos con algunos libros, entonces, a partir de los 10 años, ninguno cuesta más de $30.

CUENTOS CON MAGIA de Ana María Shua.

Todo es posible en las páginas de este libro de cuentos, en el que Ana María Shua llevará a los lectores a recorrer un mundo maravilloso, habitado por magos, brujos, sabios y hechiceros, cuyas historias forman parte del patrimonio cultural de la humanidad.

 

EL ÚLTIMO ESPÍA de Pablo De Santis.

Hay misterios que es mejor no resolver. El espía Canguro Embalsamado nota que los bares ya no albergan más gente misteriosa, y los cines ya no son más el escenario para el intercambio de mensajes secretos. Y cuando por la calle se ve gente de impermeable, es porque llueve. En el momento en que su agencia de espionaje cierra y él se transforma en el Último Espía, sus días de secretos y peligros parecen terminar. Pero llega el llamado de un Millonario Misterioso que lo contratará para develar muchos enigmas más. Sus días de espía recién comienzan.

Casi cualquier de Roal Dahl, según los gustos del niño. Dahl es el autor de Charlie y la fábrica de chocolates, la película que – luego- realizó Tim Burton, de Matilda y otras historias también llevadas al cine.

Leer más »

La Biblia Shua

Un grito entra por la ventana. Si lo dejo salir, volverá a molestarme. Rápidamente bajo las persianas y me entiendo con él. Le propongo sonar libremente en los horarios que prevé el reglamento. El es frugal. Yo soy generosa. Sin embargo, la convivencia resulta imposible. A la larga, dormir toda la noche con un grito reprimido suele traer dolores de cabeza.

Cazadores de letras, minificciones reunidas,

de Ana María Shua.

En España, Páginas de Espuma publicó una recopilación de todas las microficciones de Ana María Shua, el resultado es un libro de 500 páginas. Tuve la suerte de conseguirlo en Librería Norte.

Cómo se escribe hoy una historia de amor

Nueve escritores cuentan en Ñ qué recursos utilizan para relatar sus romances. Ellos entregan sus claves y cuentan qué herramientas ya no sirven en nuestra época. Acá rescato las que me parecieron más interesantes…

Ana María Shua, autora de Los Amores de Laurita, afirma que la representación cambia a través del tiempo, pero el amor es el mismo y que lo que cambia es la escenografía, el telón de fondo. “Sin desdicha, separación, pérdida, sufrimiento, no hay novela,” cuenta Ana María Shua. “Por eso no recordamos Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen, como novela de amor, termina demasiado bien, y sí en cambio Cumbres Borrascosas, de Emily Brontë.” La autora de El Libro de los Recuerdos considera que no hay novela de amor más atroz y desgarradora que Lolita, porque el amor de un hombre mayor por una niña de 12 años “está destinado al rechazo y al horror.

Guillermo Saccomanno, autor de Bajo Bandera y El oficinista, admite su escepticismo y, de plano, descarta el amor, que sería “un absoluto hipócrita dentro de la sociedad capitalista”, dice. Saccomanno descalifica la novela romántica, a la que define como un género “ñoño” que sirve “de consuelo para secretarias, mucamas y amas de casa desesperadas”. El novelista es tajante: “¡Pero de qué amor hablamos, si es tan improbable como la existencia de Dios! Es equívoco hablar de amor en una sociedad donde los chicos se mueren de hambre”.

Imágen: Mark Ryden

Leer más »

El mundo desde una lupa

Les dejo la desgrabación de la Cumbre de Microficción que hicimos el Martes pasado en Eterna Cadencia. Estuvimos charlando con Ana María Shua, Raúl Brasca, Fabián Vique y Juan Romagnoli.
Ana María Shua y Juan Romagnoli llegan casi al mismo tiempo, poco antes de las 19. Los invitamos a pasar al living donde los esperan para grabar unas entrevistas con Canal à. Ani pregunta “¿Lo esperamos a Raúl para arrancar?” No hace falta: ahí llega Raúl Brasca con una sonrisa que va a mantener durante todo el encuentro. Fabián Vique, el último en entrar, cuando ve la cámara prendida sobre los ojos de Ani determina: “Ella es la vedette de la microficción”. Terminan las entrevistas, nos ubicamos todos en la mesa, aceptan las copas de vino, Raúl asegura que irá por otra más. El salón está casi lleno, las mesas han sido compartidas. Comienza el microencuentro, pueden escuchar las lecturas aquí.
 
¿Cómo llegaron a leer y escribir microrrelatos?
 

Cumbre de Microficción

microficción en eterna cadencia

Mañana a las 19, dentro del ciclo de los Martes de Eterna Cadencia, Ana María Shua, Raúl Brasca, Juan Romagnoli y Fabián Vique participan de un encuentro donde hablarán de los secretos y placeres de la microficción y leerán algunos textos. Con entrada libre y gratuita.

Finca Las Moras auspicia el ciclo e invita al público asistente con una copa de Alma Mora.

Leer más »