Pamplinas, el nuevo blog de Caparrós

Martín Caparrós abrió hoy un blog en El País.com. Asegura desde la web:

“Pamplinas es un intento –insistentemente fracasado– de mirar el mundo desde la Argentina, o la Argentina desde algún otro mundo. Con esa premisa, el autor pensó llamarlo Cháchara, pero le pareció demasiado pretencioso. Desde las pampas argentinas, pues: Pamplinas”.

Sobre las reglas del juego

Si yo tuviera intenciones haría una declaración de intenciones, si tuviera algún fin hablaría de principios, si tuviera los medios hablaría de su libertad. Si no fuera tan ambulante redactaría un preámbulo, si tuviera alguna lógica la prolongaría en un prólogo, si me importara el orden me lanzaría a un exordio, si creyera en un dios daría una premisa. Si no fuera tan pudoroso intentaría una introducción, si no temiera la rima fácil aprestaría un introito, si hablara en general me lanzaría a una proclama, si supiera pronunciar las erres sería perorata.

Leer más »

Mentira

Yo le creí. Pero él me mentía en todo. En su color de pelo, en la nariz respingada, en su cara y en que me amaba.Manuel me embaucó desde el principio, armando un encuentro del destino, cuando ahora sé que él ya me conocía. Para no levantar sospechas siguió todos los pasos del proceso geográfico: mi casa, la suya, la venta de ambas y nido compartido. Minuciosamente encaminó los pasos del amor: la pasión inicial, el acostumbramiento, las infidelidades y el reflote con terapia de pareja. Pero la convivencia se volvió un infierno. Peleas continuas, dejar el dentífrico destapado a propósito, sexo eventual y mantener las formas en reuniones sociales. Cada vez él tiraba más de la soga. En la peor de las discusiones que tuvimos, cuando me arrojó todos los platos de la cocina y yo le rayé el auto de punta a punta. Desquiciada, le grité:

– Te odio.

– Es lo que quería.

– El único hombre que me quiso fue Esteban, jamás lo tendría que haber…

– Es cierto.

– ¡Sos estúpido! Estoy prefiriendo a otro, no a vos.

Manuel con tranquilidad, se abrió el cuero cabelludo y me mostró la cicatriz que Esteban tiene en la cabeza.

Corta gran mentira de Analía V. Bustamante. Robado de Cuentosymás.

Imágen: Tute, visiten su blog, muy bueno!

Saramago cierra su blog

Esto escribió:  “Dice el refrán que no hay bien que cien años dure ni mal que perdure, sentencia que le sienta como un guante al trabajo de escritura que acaba aquí y a quien lo hizo (…) Es conveniente que las despedidas siempre sean breves. No es esto un aria de ópera para poner ahora un interminable adio, adio. Adiós, por tanto. ¿Hasta otro día? Sinceramente, no creo. Comencé otro libro y quiero dedicarle todo mi tiempo. Ya se verá por qué, si todo va bien. Mientras tanto, ahí tienen “Caín”.

saramago

P. S – Pensándolo mejor, no hay que ser tan radical. Si alguna vez sintiera necesidad de comentar u opinar sobre algo, llamaré a la puerta del Cuaderno, que es el lugar donde más a gusto podré expresarme.