Recomiendan un poema por día…

Hoy: El Rasguño de Raymond Carver

Me desperté con una mancha de sangre reseca
pegoteada sobre uno de mis párpados. Un arañazo,
profundo, cruza transversalmente las arrugas de mi frente.
Sin embargo, últimamente estoy durmiendo solo
Y me pregunto por qué un hombre, incluso en un mal sueño,
en una gran pesadilla
alzaría su propia mano para lastimarse la cara,
para rasguñarse la frente sin piedad alguna.
Esta mañana pretendo responder esta pregunta
Y otras similares, mientras observo en silencio
como mi rostro se refleja en los vidrios de la ventana …  Mientrás
Ella aún se pregunta e intenta taparse
con esa remera de manga tres cuartos
las lastimaduras que emergen de su brazo
aún dormido…