Nueva recomendación: New Pompey

En New Pompey, Horacio Convertini la rompe. La novela cuenta la historia de Cali, un periodista que vuelve a su barrio, a la casa donde se crio, cuando mueren sus padres.

En ese ambiente fantasmal, representado en la casa, en las estufas, en los frascos de perfume, el olor de ellos, el protagonista asiste a una realidad concreta: dejar de ser hijo. Ante esta desolación, sumada a los conflictos no resueltos con sus padres y la separación de su novio, sólo puede sacarlo de allí una aventura o una pesadilla.

9789876095686Lo que sucede a continuación gira en torno a eso, sus personajes también. El Chino, por ejemplo. Construido por capas, en dimensiones oscuras, viene a salvar a Cali proponiéndole algo descabellado: afanar el club del barrio. Otros personajes llenan la escena y como pasa en las novelas bien construidas vienen a hablarnos de él. Llegamos a partir de ellos a conocer más a Cali, al lugar de dónde salió y comprender por qué escapó cuando lo hizo.

Como en otras de sus obras, Convertini retoma la relación con una madre que espera otro futuro para su hijo, los amigos, la prostitución, el barrio y logra que el camino del narrador sea un camino hacia la comprensión. Asistimos a la búsqueda de un entendimiento. No sé si el escritor haya logrado, al terminar la novela, entender algo más acerca de la condición humana, no sé si todos los lectores que lean esta novela lo harán, yo sé que el capítulo del padre dejó en mí una pregunta, que ahora me toca responderla y eso para mí es literatura.

La soledad del mal, de Horacio Convertini

Les recomiendo la última novela de Horacio Convertini. Es una novela negra, ganó el Premio Azabache hace unos meses, pero lejos de encerrarse en los lugares comunes que éstas historias muchas veces proponen, amplia los márgenes hacia una gran novela, sin necesidad de delimitarse bajo un subgénero.

cover

La soledad del mal, cuenta la historia de un asesino. Un hombre que elige a sus víctimas de una manera minuciosa y comete los crímenes con total naturalidad. Un asesino que antes de ser victimario fue víctima. El entramado complejo se va abriendo a medida que leemos la novela y nos adentramos en esta soledad que no es cualquier tipo de soledad, es una soledad generada a partir del sufrimiento.

En la contratapa escribe Leonardo Oyola: “¿Por qué seríamos capaces de quitarle la vida a otra persona? A todos nos duelen las pérdidas, pero también existen los que sufren el haber nacido. Y entre un ser –tristemente– extraordinario y alguien aparentemente común y del montón, el arte o el acto de matar deja huella, marca. Molesta. Igual que lo más negro que puede anidar adentro de uno. Como esta novela de Convertini.” 

Los personajes tienen profundidad. La tensión lograda se sostiene con el peso propio de la psicología de los personajes. No es una tensión inventada, puesta ahí, por el escritor. Eso fue lo que más me gustó.

Una buena novela para llevar de vacaciones o regalar y quedar bien.

Los que están afuera. Horacio Convertini

Cuando uno se va de vacaciones es difícil hacer la selección de libros para llevar. Sólo podremos cargar con algunos y luego si, por ejemplo, empezamos a leer uno y no nos gusta, la escasa cantidad se reduce a polvo y la decepción es fuerte, porque tampoco vamos a dejarlo abandonado por el mundo… Así que el libro no se lee y lo traemos de vuelta, como oveja negra entre la ropa sucia.

Pero este no fue el caso. Elegí llevarme, entre otros, el libro de cuentos Los que están afuera de Horacio Convertini. Y puedo decir que fue una excelente elección.

Sus cuentos son- podríamos decir- “infelices” y a la vez encantadores. Convertini logra hundirte en unos ambientes densos, duros, llenos de suspenso. Tienen un dejo de policial y me hizo reir mucho.

Muy recomendado, principalmente me gustaron los cuentos: La Tigra, Mitología griega y Muerta. Es un poco difícil de conseguir en la grandes librerías pero si lo pedís, te lo consiguen.

Es de Editorial Paradiso. 112 páginas. 28 pesos