Nunca quiso ser cocinero

Y cuando llegan libros a casa comienza la lucha que culmina cuando lo amenazo con las frías baldosas del piso de la cocina. Y entonces llora, y yo me siento mal. Pero no tanto. Voy a empezar por el libro de cuentos La fe Ciega de Gustavo Nielsen y seguiré con Balzac que nunca se va demasiado lejos. Buenos lanzamientos de La compañía.

Anuncios

Lo inolvidable, Eduardo Berti

Terminé de leer el nuevo libro de Eduardo Berti. Lo inolvidable editado por Páginas de Espuma es su tercer libro de cuentos.

Berti es conocido por sus novelas, pero en eblogtxt lo hemos citado más por sus microficciones o sus cuentos. Sin embargo, nos quedamos cortos porque Eduardo Berti es también un gran difusor de cultura. Como antólogo nos ha acercado cuentos breves, cuentos franceses, Historias encontradas (Eterna Cadencia 2001) y misterios fantasmagóricos.

Desde hace unos años, es también, el director literario de la editorial La Compañía que viene editando en Buenos Aires y España volúmenes exquisitos como Cuentos glaciales de Jacques Sternberg, Dos lecciones infernales de Galileo Galilei, Unos días en el Brasil de Bioy, Una historia desagradable de Dostoievski y puedo seguir… 

En su nuevo libro de cuentos, Berti nos acerca historias que, con diferentes tonos, se acercan al olvido, al recuerdo, o algo mucho más sútil como el silencio.

Particularmente me gustó el cuento Diario de una lectora de Diarios. Se lee de manera muy ágil porque justamente es el diario de una chica que escribe qué cosas encuentra en los diarios que recibe todos los días. Me hizo acordar al personaje de Ricardo Darín en la última película de Sebastián Boreszteien, Cuento Chino, donde Darín al igual que esta chica buscan historias bizarras y las guardan como tesoros. 

En la lectura encontré una “noticia” que vuelve a emerger dentro de la literatura de Berti. Una historia que particularmente siempre me gustó: “En Holanda, un director de cine fue hallado culpable por el asesinato de cuatro actores que años atrás habían trabajado a sus órdenes. El asesino nunca pudo aceptar que sus actores siguieran apareciendo en otras películas hechas por otros directores“.

Esperaré, entonces, a que Eduardo se decida y por fín escriba ese cuento, el del director holandés y su relación con el Starsystem.

Mientras tanto, aprovechan y pasan por su blog que está muy bueno y lo saludan de mi parte, si? Bertigo.

Microficción #FFelina

En el comienzo, Dios creó al gato a su imágen y semejanza. Y, desde luego, pensó que eso estaba bien. Porque, de hecho, estaba bien. Salvo que el gato era holgazán y no deseaba hacer nada. Entonces, más adelante, después de algunos milenios, Dios creó al hombre. Únicamente con el objeto de servir al gato, de darle al gato un esclavo para siempre. Al gato, Dios le había dado la indolencia y la lucidez; al hombre, le dio la neurosis, la habilidad manual y el amor por el trabajo. El hombre se dedicó de lleno a eso. Durante siglos construyó toda una civilización basada en la inventina, la producción y el consumo intenso. Una civilización que, en suma, escondía un único propósito secreto: darle al gato cobijo y bienestar. Es decir que el hombre inventó millones de objetos inútiles, y por lo general absurdos, sólo para producir los contados objetos indispensables para la comodidad del gato: el radiador, el almohadón, el tazón para la leche, el tacho con aserrín, el tapiz, la alfombra, la cesta para dormir y puede ser incluso la radio, porque a los gatos les gusta mucho la música. Sin embargo, los hombres ignoran esto. Porque lo desean así. Porque lo desean así. Porque creen ser los bendecidos, los privilegiados. Tan perfectas son las cosas en el mundo de los gatos.

Los esclavos de Jacques Sternberg, Cuentos Glaciales.

Terminé de leer el libro editado por los amigos de La Compañía. Muy bueno. Son 300 textos, 300 ideas. Microrrelatos para regalar en estas fiestas o para llevarse de vacaciones. Cortitos, con humor, ironía, inteligencia. Sternberg le da vueltas y vueltas a ciertas temáticas y objetos: La modernidad, los espejos, los robots, las máquinas, el paso del tiempo, los animales, las construcciones.

Imágen: Mr. Mau, gentileza de Ragus.

Novedad de Mayo

Para mí es de Julio, porque me desordeno en mis lecturas y no me importa.

Terminé de leer la reedición que hace {LA COMPAÑÍA} de esta gran novela de Fiodor Dostoievski, Una historia desagradable. La introducción es Noé Jitrik, y el posfacio de Luisa Borovsky.

Siguiendo su con línea editorial, esta compañía está trayéndonos grandes alegría: La Compañía es una editorial independiente argentina fundada en 2007 con el objetivo de rescatar autores y libros: textos olvidados o inéditos de escritores importantes, textos de gran calidad de escritores poco frecuentados por los lectores de lengua castellana.

“Aunque Ivan Pralinski se considera un humanista, dichas ideas no son afines a su “naturaleza”. Más de un siglo nos separa del momento en que Dostoievski escribió esta brillante novela en la que se interroga sobre el destino de Rusia, pero en su percepción de la falta de honorabilidad y en la autocomplacencia de sus personajes reconocemos conflictos muy actuales”.

Les dejo como fragmento, el comienzo de la novela:

Esta desagradable anécdota sucedió precisamente en la época en que, con fuerza tan incontenible y con impulso tan ingenuo y conmovedor, nuestra querida patria comenzaba a renacer y todos sus valientes hijos anhelaban
nuevos destinos y esperanzas.

Leer más »