De cómo vive un lector en Buenos Aires

Un lector en Buenos Aires se va un fin de semana amardelplata. El lector viaja el sábado a la mañana y vuelve el domingo. Viaje corto, cortísimo y sin embargo, le basta, le alcanza porque pudo finalmente terminar de leer esos dos libros de cuentos que tenía dando vueltas hace rato, La Fe Ciega de Gustavo Nielsen y el pequeño Yo mataré monstruos por ti del catalán Victor Balcells Matas.

Ese mismo lector no puede – sin embargo- dejar de pensar en el libro que no encuentra, aquel que estaba leyendo hasta hace unos días.. también… porque así lee, «de a muchos».  Confesiones de un jóven novelista de Umberto Eco, ¿Dónde estás que no te encuentro? 

Hoy, en un rato, reseño alguno.