De cómo vive un lector en Buenos Aires

Un lector en Buenos Aires quiere conseguir esos cds donde se leen cuentos para poder manejar y escuchar. Caminar y escuchar. Bañarse y escuchar. Ya conoce de memoria los de Cortázar y Benedetti que tiene. 

ganadores-y-perdedores-de-las-nominaciones-al-oscar

Ese mismo lector, sabe, en el fondo, sabe, y eso es lo más terrible que necesita más tiempo para leer. Y esa sensación se vuelve carne y da una especie de tristeza, de melancolía. Algo que solo se remedia con un saque de lectura que espera poder darse hoy.