Sigue el culebrón Millennium

No publicarán la cuarta novela de la serie. (Ñ)

Joakim Larsson, el hermano del escritor, aseguró que “está practicamente lista”. Sin embargo, según la viuda de Stieg Larsson hay poco más de 200 páginas y el resto es un borrador.

La pelea entre el hermano del escritor y su mujer viene desde hace tiempo.

“Un par de semanas antes de morir, el mismo Stieg me escribió que ya había ‘casi acabado’ el cuarto libro. Me dijo también que quería que todo el dinero que generara ese libro fuera para la revista Expo ­una publicación combativa contra la extrema derecha que Larsson dirigía­. Pero Eva Gabrielsson no quería respetar esa última voluntad de Stieg, ella nos propuso compartir a medias el dinero del cuarto libro y nosotros respondimos que no, que el dinero debía ir directamente a Expo. Eso es lo que ha impedido un acuerdo con Eva al respecto”, aseguró Joakim Larsson. Sin autorización, Gabrielsson no puede publicar la novela ­aunque la tenga­ porque, como recuerda el hermano de Larsson, “mi padre y yo somos los propietarios de los derechos”.

¿Y cuál es el contenido del cuarto volumen, de ese poco más de 200 páginas que Stieg Larsson dejó escritas? De eso se sabe poco. Gabrielsson dijo que la trama se desarrolla en una isla de Canadá.

Larsson, un periodista profundamente comprometido con la lucha contra el racismo, murió de un infarto a los 50 años. Dirigió la revista Expo, en la que investigó a los grupos neonazis de Suecia.

El Culebrón Millennium

Inducida por diferentes amigos empecé a ver la saga de las películas Millenium basadas en los libros del sueco Stieg Larsson. Los hombres que no amaban a las mujeres me encantó. Vi la segunda, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, está muy bien. Y la tercera: La reina en el palacio de las corrientes de aire, también está buena!

El personaje de Lisbeth Salander, la hacker huérfana y antisocial es muy bueno en la película, además no hay mejor nombre que Lisbeth Salander pronunciado en sueco es algo así como “lisbes-alaaandarr”. Buena dupla con el periodista Mikael Blomkvist. Ahora voy por el primer libro…

Pero la Noticia hoy es que hay un lío tremendo con el próximo libro de Larsson. Recapitulemos cuando Stieg Larsson murió inesperadamente, en 2004, dejó detrás tres manuscritos sobre Lisbeth Salander. Los primeros dos tomos fueron publicados en todo el mundo en los últimos años; el tercero ya salió en Gran Bretaña. Pero esto no termina acá, el autor trabajaba en un cuarto libro cuando murió.

El borrador está en una laptop que pertenece a Eva Gabrielsson, quien fue pareja de Larsson durante 32 años. Pero como nunca se casaron, conforme a las leyes suecas los herederos de los derechos de autor que se estiman en unos 20 millones de libras -y eso sin contar los 50 millones en derechos para el cine- son el padre y el hermano de Larsson, con quienes el autor, que fue criado por su abuela, aparentemente no se hablaba.

Los dos Larsson también tienen los derechos sobre el cuarto libro, que se supone de 320 páginas, pero Gabrielsson se niega a entregárselos. Ella ha rehusado siquiera adelantar cualquier detalle del argumento, a menos que se le den los derechos totales de la serie Millennium .

Muchos fans , que la consideran la heredera “moral” de Larsson, están de su lado. Algunos, por ejemplo, desarrollaron el sitio web supporteva.com, en el que se piden contribuciones para que ella pueda pagar a sus abogados y corregir la injusticia de haber quedado fuera de la herencia. Piden a cada persona que done US$ 3 por cada libro de Larsson que hayan leído si se sienten molestos con los que ocurrió; US$ 9, si se sienten enojados, y más de US$ 15, si se sienten “realmente furiosos” con el asunto de la herencia.

En Argentina, la editorial Destino -que pertenece al Grupo Planeta- publicó con increíble éxito la trilogía Millennium, compuesta por “Los hombres que no amaban a las mujeres” -con 59 semanas en la lista local de best sellers-, “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina” y “La reina en el palacio de las corrientes de aire”. Según fuentes de la editorial, no hay todavía fecha precisa para el lanzamiento de un cuarto libro pero, a tono con el éxito planetario de los libros, Argentina no quedaría afuera de un lanzamiento mundial.