Un cuento de Navidad, por Samanta Schweblin

Eterna Cadencia recuerda cuentos que ha publicado a lo largo del 2010 en su blog. Uno de ellos se lo pedimos a Samanta Schweblin y es uno de mis preferidos de su último libro de cuentos: Pájaros en la boca. Con ustedes, Papá Noel duerme en casa:
pájaros en la bocaLa navidad en que Papá Noel pasó la noche en casa fue la última vez que estuvimos todos juntos, después de esa noche papá y mamá terminaron de pelearse, aunque no creo que Papá Noel haya tenido nada que ver con eso. Papá había vendido su auto unos meses atrás porque había perdido el trabajo, y aunque mamá no estuvo de acuerdo, él dijo que un buen árbol de navidad era importante esa vez, y compró uno de todas formas. Venía en una caja de cartón, larga y plana, y traía una hoja que explicaba cómo encajar las tres partes y abrir las ramas de forma que se viera natural. Armado era más alto que papá, era inmenso, y yo creo que por eso ese año Papá Noel durmió en nuestra casa. Yo había pedido de regalo un coche a control remoto. Cualquiera me venía bien, no quería uno en particular, pero todos los chicos tenían uno en esa época y cuando jugábamos en el patio los autos a control remoto se dedicaban a estrellarse contra los autos comunes, como el mío. Así que había escrito mi carta y papá me había llevado hasta el correo para enviarla. Y le dijo al tipo de la ventanilla:

-Se la enviamos a Papá Noel -y le pasó el sobre.

El tipo de la ventanilla ni saludó, porque había mucha gente y se ve que ya estaba cansado de tanto trabajo, la época navideña debe ser la peor para ellos. Tomó la carta, la miró y dijo:

-Falta el código postal.

-Pero es para Papá Noel -dijo papá, y le sonrió, y le guiñó un ojo, se ve que para hacerse amigo, y el tipo dijo: -sin código postal no sale.

-Usted sabe que la dirección de Papá Noel no tiene código postal -dijo papá.

-Sin código postal no sale -dijo el tipo, y llamó al siguiente.

Y entonces papá trepó el mostrador, agarró al tipo del cuello de la camisa, y la carta salió.

Leer más »

Un cuento para el fin de semana…

Ya hablamos en eblogtxt del libro de Samanta Schweblin, Pájaros en la boca.

Ahora les recomiendo leer uno de los mejores cuentos del volúmen que se llama Papá Noel duerme en casa y Samanta nos lo “prestó” para el blog de Eterna Cadencia.

Gracias!

Excelente cuento!

 

Foto: Los andes.com.ar