Lo que el agua promete en librerías

tapas(Lo que el agua promete)
tapas(Lo que el agua promete)

Librería Norte (Av. Las Heras 2225), Eterna Cadencia (Honduras 5582), Mendel Libros (Paraguay 5163), Arcadia Libros (Marcelo T. de Alvear 1548, Guadalquivir (Callao 1012), Clásica y Moderna (Callao 892), A Cien Metros Libros (Almagro) o me escriben por inbox.

Anuncios

Recomiendo dos libros de poesía

Ambos pertenecen a la editorial Viajero Insomne, los leí el año pasado y por esas cosas del día a día no llegué a comentarlos. Tampoco es que hoy tengo mucho tiempo, así que seré breve, diré: Si te gusta la poesía, leelos.

Y como para muestra bien vale un glotón, acá un poema de cada:

pequenos-botes-cruzando-lo-negro-del-rio

HAY UN ECO QUE VUELVE DESDE EL AGUA Y REBOTA EN LAS PAREDES

como gorrión caído luchando por salir de la maceta

una centrífuga de frases dichas al pasar

que no siempre alcanzan la conversación

como si estuvieran ahí para armar por años

un rompecabezas y cada día un pieza nueva

llegara con el viento y la voz cambiada

casi un susurro, para perderse al fin

esfumarse, entre la niebla bajando

sobre pequeños botes que cruzan lo negro del río.

(Pequeños botes cruzando lo negro del río- Martín Vázquez Grillé)

lugano-1-y-2

Mis padres me usaban de burro de carga

hablando mal, el uno del otro.

Me tocaba transportar material radioactivo

y el líquido espeso de las conversaciones

se filtraba en su goteo

pero a mí no me importaba convertirme

en un burro fluorescente

brillando en medio de la noche.

(de la serie “Lugano 1 y 2”- Patricio Foglia)

Poema x poema y el mundo acabará ñato

Otro poeta que escuché en El Rayo Verde este sábado fue Franco Rivero. Acá les dejo uno de sus poemas que me gustó mucho y porque si aparece una abuela en un buen poema, debe ser compartido, creo yo, o se te borra en ese instante un recuerdo con la tuya.

1533769_280806988733295_1900317018_n

RAFAELA
mi abuela me dijo
esa vez
que si pudiera dormir bien
moriría más pronto
tosía
tosía de noche
mucho
comía menthoplus
siempre tenía un paquetito debajo de la almohada
el asma no se cura en el campo
en el campo todo es natural
hasta el dolor
ella se sentaba en la cama cuando
la tos
le despertaba
(al principio me daba enojo
soy humano ergo egoísta
como todos)
tosía de sentada
decía que era más fácil
así
empezó a hablarme en la oscuridad
entretosidas
me convidaba del paquetito como para compensarme
el sueño interrumpido
y esperaba la muerte
comiendo menthoplus.
.

Una poesía hecha corto

Escuché este sábado a Griselda García en El Rayo Verde, ciclo de poesía organizado por Osvaldo Bossi,  y me encantó. A Griselda ya la conocía por el poeta amigo Jorge Santkovsky, pero no la había leído. Ahora no sólo me traje su libro La ruta de las arañas, sino también este último poema que leyó y luego me contó tiene su respectivo corto. Con ustedes: Las grandes aguas.

La educación musical, Yaki Setton

Debe ser de los últimos besos sin razón así porque sí. 
No hay explicaciones ni suceso para este acercamiento, 
es un padre que abraza a su hijo y le estampa un beso
en su mentón áspero y ralo.
*
Son esos momentos de gracia. Es medianoche y apretados los tres
en el asiento trasero de un taxi vamos de una punta a otra de la ciudad/.
Ellos hablan de fútbol, de jugadores, de estadísticas y campeonatos
ganados por la azul y oro. La felicidad me atraviesa no sé por qué
mientras dormito y mi cabeza cae y se levanta sin cesar.
*

Estamos solos en la plaza sin nada que hacer

hay que inventar algo y empezamos a patear una pelota.
La espalda duele, los muslos también y ellos corren
tienen 13, 16 y juegan con su padre.
En un esfuerzo por seguir juntos ellos me acompañan.
*
El frío nos rodea en este invierno y los cuerpos se fatigan
solos ateridos por el frío que cala los huesos.
En el atardecer se impone un juego de mesa de esos
que me aburren siempre. Me obligo y ellos me empujan
a ganar y perder. Sus sonrisas, sus gritos de bronca
me hacen sentir vivo
*
Se asoma niño en los títulos de la película de Temple: The future
is unwritten. Aprieta mi mano en este cine de Villa Urquiza mientras
nos hace saltar de la silla ¡White riot – I wanna riot , White riot,
a riot of my own ! Strummer  grita desde la banda sonora y juega de chico/
en una hamaca desde la pantalla, ¡a que va a asaltar los barrios blancos
de Londres!
*
Me pide una guitarra. Miramos varias. Cualquiera, me dice. Y yo señalo
cuál mientras él se preocupa por una armónica que pagará de su propio/
bolsillo. La elige como si fuera un experto. La observa, ella baila
sobre su mano izquierda, y la pone entre sus labios para hacerla vibrar.
*
El gusto por el vinilo es, muchas veces, una lucha inútil por recuperar
lo que ya no existe. Así se suceden infinitas escenas por el disco
que se escucha mal, la púa que se gasta o la impedancia que hay
de un equipo a otro. Entre éxitos y fracasos nos movemos con soltura/
y otras con grave incomodidad mientras la música suena, bien
o mal, sin parar.
 

Yaki Setton (Buenos Aires, 1961)

De  La educación musical

Se reeditó mi libro Las cosas que pasaron

Una mujer escribe en su computadora. Escribe durante meses, cosas. Cosas que no sabe decir, cosas que sólo salen si se escriben y ahí están- ahora- en un libro, dando vueltas, por otros escritorios, baños, cocinas, bolsos, manos, ojos… Generan aquello que logra la literatura, conectar mundos y un espacio donde nunca estás solo. Gracias.

Imagen

http://www.bajalibros.com/Poesia/Las-cosas-que-pasaron-Gabriela-Larralde-eBook-790504

Las cosas que pasaron en Baja Libros

Ya se puede descargar mi libro “Las cosas que pasaron” de BajaLibros!! La edición en papel se agotó y hasta que no salga la nueva tirada por Editorial Hdj (saldrá en mayo), solamente se podrá comprar acá… Compartan, regalen, disfruten. Llenemos los días de poesía, no puede salir mal ✿

Este es el link: http://www.bajalibros.com/Poesia/Las-cosas-que-pasaron-Gabriela-Larralde-eBook-790504#

 

Captura de pantalla 2014-04-17 19.28.24 No quiero dejar de hacer un comentario, la gente del portal aceptó que yo ponga el precio del libro. Sale menos de la mitad de lo que cuesta el libro de papel en librerías, como siempre sostuve que tiene que salir un libro digital. Estoy contenta de que se pueda bajar por 30 pesos. Alegría!