Curso de Microficción

Raúl Brasca, gran escritor y figura de la Microficción en la Argentina dará un curso los días lunes de 19:30 a 21:30 a partir del Lunes 16 de Mayo.

Última elección

El pez resuelto al suicidio evita veloz la red en la que moriría con sus compañeros, pasa de largo frente al anzuelo del pescador rutinario que hojea una revista y traga sin dudar el de un niño que recordará mientras viva los espasmos terribles de su asfixia.

Raúl Brasca

Otras microficciones de Brasca: Amor I, Amor II.

Para inscribirse, entren a SEA. Teléfono: 4864 – 8101. Bartolomé Mitre 2815, 2º piso, oficinas 225 a 230. El Programa entero:

Leer más »

El mundo desde una lupa

Les dejo la desgrabación de la Cumbre de Microficción que hicimos el Martes pasado en Eterna Cadencia. Estuvimos charlando con Ana María Shua, Raúl Brasca, Fabián Vique y Juan Romagnoli.
Ana María Shua y Juan Romagnoli llegan casi al mismo tiempo, poco antes de las 19. Los invitamos a pasar al living donde los esperan para grabar unas entrevistas con Canal à. Ani pregunta “¿Lo esperamos a Raúl para arrancar?” No hace falta: ahí llega Raúl Brasca con una sonrisa que va a mantener durante todo el encuentro. Fabián Vique, el último en entrar, cuando ve la cámara prendida sobre los ojos de Ani determina: “Ella es la vedette de la microficción”. Terminan las entrevistas, nos ubicamos todos en la mesa, aceptan las copas de vino, Raúl asegura que irá por otra más. El salón está casi lleno, las mesas han sido compartidas. Comienza el microencuentro, pueden escuchar las lecturas aquí.
 
¿Cómo llegaron a leer y escribir microrrelatos?
 

Cumbre de Microficción

microficción en eterna cadencia

Mañana a las 19, dentro del ciclo de los Martes de Eterna Cadencia, Ana María Shua, Raúl Brasca, Juan Romagnoli y Fabián Vique participan de un encuentro donde hablarán de los secretos y placeres de la microficción y leerán algunos textos. Con entrada libre y gratuita.

Finca Las Moras auspicia el ciclo e invita al público asistente con una copa de Alma Mora.

Leer más »

El mundo entero a golpe de vista

La microficción aspira a la perfección: “Cada palabra cuenta, vale decir, narra o relata”, dice David Lagmanovich.
Por G.L.

Los conocemos con el nombre de microcuentos, microrrelatos, microtextos, minificciones o textículos, y algunas definiciones los encierran en “la narrativa que ocupa el espacio de una página”. La norma principal pareciera ser su duración, la idea de que se pueda leer de un solo vistazo. Sin embargo, el escritor David Lagmanovich en su libro El microrrelato. Teoría e historia va más allá y afirma que la naturaleza del microrrelato no consiste solo en la extensión del texto, aunque sea su principio, sino también en sus rasgos: “Se busca la perfección. Cada palabra cuenta, vale decir, narra o relata. Todas las palabras son importantes”.

El primero microtexto que se cita al evocar el género es el del escritor guatemalteco Augusto Monterroso:

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.

Tal es la fama que adquirió esta minificción en el mundo que el especialista mexicano Lauro Zavala escribió en 2002 El dinosaurio anotado, una recopilación de decenas de microrrelatos que surgieron a partir de la influencia de éste. Uno es el caso del escritor español Juan José Merino:

Al despertar, Augusto Monterroso se había convertido en un dinosaurio. “Te noto mala cara”, le dijo Gregorio Samsa, que también estaba en la cocina.

Eduardo Berti escribió, también, en esta línea  “Otro dinosaurio”:

Cuando el dinosaurio despertó, los dioses todavía estaban allí, inventando a la carrera el resto del mundo.

Leer más »

Feria del Libro: Microficción

Para todos los que les gusta la microficción, hoy, Lunes 03 de mayo a las 18,30 horas se realiza una Jornada de Microficción en la Feria del Libro. La misma es organizada por Raúl Brasca. Coordina Rogelio Ramos Signes con la participación de Orlando Van Bredam y Laura Nicastro. En la Sala Cortázar.

“Te voy a tener que matar, no me queda otro remedio…
El día menos pensado, te encuentran cosido a besos”
Ajo, Micropoetisa.
Imágen: Robirosa.

Contra las Microficciones

Acabo de leer en Perfil una nota que salió en la cuál se desvaloriza a la Microficción como género y no es la primera vez. Conozco muchos intelectuales y escritores que maltratan al Micro Cuento.  Es increíble, cada vez hay menos espacio para la Literatura, cada vez se lee menos y en vez de ampliar el espectro ayudando a que otras formas crezcan, se las critica desde adentro.

No estamos hablando de dos frases escritas al azar, estamos hablando de un género que crece a nivel mundial y que en la Argentina tiene grandes representantes como Ana María Shua, Luiza Valenzuela, Raúl Brasca, David Lagmanovich, Eduardo Berti…

Basta de intelectualidades estúpidas… Vamos con una Microficción:

Los acontecimientos del pasado son los que determinan el presente. Por ejemplo, si tus padres no se hubieran conocido, hoy no existirías. Cuanto más se retrocede en el encadenamiento de circunstancias que conforman la historia del mundo, más inesperadas y sutiles serán las consecuencias que acarree el hecho más nimio, en una compleja, casi infinita sucesión de concatenaciones. Por ejemplo, si durante el cretásico superior cierto plesiosaurio carnívoro no se hubiera comido los huevos que una hembra de triceratops desovó tontamente cerca de la orilla, quizá, vaya uno a saber, me seguirías queriendo…

Ana María Shua

Algo para hacer hoy

untitled

Esta es la campaña que arrancaron ayer en la Capital Federal, la Sociedad de Escritores y Escritoras de la Argentina.  Les paso las charlas copadas de hoy, según los barrios:

19 hs.
Luiza Valenzuela. Leerá sus Cuentos y Microficción. Aguero 1850.
Raúl Brasca. Cuentos y Microficción. B. Mitre 815, 2 piso. Of. 225 a 230.
Alberto Laiseca. Cuentos de Terror. Honduras 4912

Todas las encuentran acá.