La historia de la editorial Siglo XXI en Argentina

“Cuando nos fue muy bien reinvertimos en más libros”.

Silvina Friera para Página 12, entrevistó a Carlos Díaz, editor general de la filial argentina del sello mexicano. En esta entrevista, Díaz ,cuenta cómo a los 25 años y sin saber nada de finanzas se hizo cargo de la editorial.  Hoy, 10 años después, asegura ue quiere sacar a Siglo XXI de su nicho “hiper académico”, aunque sin perder el prestigio que le otorga su catálogo. Fortalezas y debilidades de una editorial independiente.

“Todos los días voy a la guerra”, dice un joven editor de ciencias sociales. Apenas insinúa una mueca de resignación en ese rostro de niño inmune a las cicatrices del tiempo. Como ralentizando la escena, la mirada repasa la biblioteca, estante por estante –de Michel Foucault a Roland Barthes, de Pierre Bourdieu a Paulo Freire, de Adrián Paenza a Eduardo Galeano–, con los 300 títulos que ha publicado desde que está en guerra. Desde que aceptó –hace poco más de diez años– el desafío de volver a poner en funcionamiento la filial argentina de la editorial mexicana Siglo XXI, fundada por el emblemático Arnaldo Orfila Reynal. El laconismo gestual de Carlos Díaz contrasta con la sonoridad teatral de su confesión. La escenografía del drama bélico, su amplia oficina en la casona de la calle Guatemala, en el barrio de Palermo, tampoco ayuda para captar la frecuencia modulada de esa frase de cabecera que repetirá más de una vez ante Página/12. La memoria se clava en el ángulo de una fecha mítica: 9 de octubre de 2000. Tres días después de la renuncia del vicepresidente Carlos “Chacho” Alvarez, “tomamos la decisión de reabrir, exactamente en el principio del fin”, recuerda.

Leer más »

Anuncios