Poemas de Tomas Tranströmer

Es una buena ocasión para agradecer a todos los colaboradores de eBlogtxt. Algunos más reconocidos que otros, pero son muchas las personas que me mandan mails con información, links, que me escriben por facebook, twitter o me dejan comentarios en distintas entradas sumando información acerca de algún tema.

Hoy agradezco a Teresa Barbón Fernández que me deja el link de unos poemas del último nobel de literatura, para mí un desconocido hasta que fue nombrado, Tomas Tranströmer. Aquí los invito, entonces, a degustar un poco de poesía sueca:

EL REINO DE LA INSEGURIDAD

La jefa de oficina se inclina y traza una cruz

y oscilan sus pendientes como espadas de Damocles.

 Así como la frágil mariposa se hace invisible en el suelo

confluye el demonio con el diario abierto.

 Un casco que  nadie lleva ha tomado el poder.

La tortuga madre huye volando bajo el agua.

Aquí la web donde pueden encontrar más poemas del Novel. Aquí el blog de Teresa, nombre que me parece imposible aislar de aquela Teresa o “Terri” de ¿De qué hablamos cuando hablamos de amor? de Carver.

Tomas Tranströmer nuevo Nobel de Literatura

La Academia de Estocolmo anunció que el poeta nacido en Suecia fue el elegido “porque a través de sus imágenes transparentes nos dio un fresco acceso a la realidad”.

El creador escandinavo nació en la capital de su país, Estocolmo, el 15 de abril de 1931. Se destacó como escritor y traductor, pero fue su poesía la que tuvo especial reconocimiento. Comenzó a escribir a los 13 años, y publicó su primer libro, “17 poemas”, en 1954. Hijo de una maestra de escuela, Helmy, y de un periodista, Gösta Tranströmer, estudio historia de la literatura y poética, además de historia de la religión y psicología en la Universidad de Estocolmo. Después de tener diversos empleos como psicólogo -entre ellos en un instituto correccional de menores en Linköping-, en 1980 empezó a trabajar en el Instituto de Mercado Laboral de Västeras. Diez años después sufrió un ataque que lo dejó sin habla durante un largo tiempo.

Su primer libro sucedió a varias publicaciones en diferentes periódicos. Aquel “17 poemas” fue reconocido como uno de los debuts promisorios de la década del 50 en Suecia. Con las siguientes colecciones, Secretos a lo largo del camino (1958), El cielo por la mitad (1962), Ventanas y Piedras (1966) y Poemas Seleccionados (1972) se consolidó como uno de los líderes de su generación. Una suite, Báltico (1975), rescata fragmentos de la crónica familiar en la isla Runmarö, archipiélago de Estocolmo, donde pasó varios veranos durante su juventud. Sus recuerdos de infancia -creció entre los años 30 y 40- están reflejados en Encuentro con mis memorias (1993). La mayor parte de la colección de poemas de Tranströmer se caracteriza por la economía. Es concreto y utiliza metáforas impactantes. Sus últimas publicaciones, La góndola fúnebre (1997) y El gran enigma (2004), ha buscado formatos más reducidos y un mayor grado de concentración. (Infobae.com)