Taradas, de Viviana Fernández García

Taradas llegó a mis manos de manera muy inesperada. Un mail proveniente de España me consultaba sobre una dirección dónde enviármela. Con esto de la hiperconectividad me pasa seguido que me escriben personas creyendo que estoy en otras parte del mundo y no, en Argentina. ¿Sería este un caso más? Contesté y para mi sorpresa no lo era. Viviana Fernández García, la autora de la novela, quería que la leyera incluso antes de su presentación en Madrid y Barcelona.

Cuando finalmente el sobre llegó a Buenos Aires desde Ediciones Carena, intenté entrar a mi blog, a este blog, pero el muy turro, agrandado, había cambiado la contraseña. Taradas se convirtió en poco tiempo en un libro muy valioso para mí, por su llegada, por su proximidad, por su calidad. Es la historia de cuatro chicas aparentemente defectuosas: Esther es adicta al sexo, autoritaria y manipuladora; Virginia es hipersensible, acaba de descubrir la noche y abusa de las drogas; Carla es romántica pero está llena de complejos, busca el amor verdadero a cualquier precio, y Silvia es paranoica y tiene graves problemas para aceptarse y relacionarse con los demás.

La vida de estas cuatro jóvenes converge en un  momento crucial y cambia para siempre. Esther, Virginia, Carla y Silvia entablan una amistad que pondrá al descubierto la verdadera personalidad de cada una, sus pensamientos más íntimos, sus luchas personales. Relatada de forma autobiográfica por todos sus personajes, el lector es cómplice de los reveses que el destino les tiene preparado. En Taradas podemos comprender la singularidad de cada uno de ellos, pero no podemos prever lo que les depara el azar: Silvia y Virginia se suben al coche de un desconocido tras una noche de fiesta con opuestas consecuencias para cada una…

Cada capítulo, milimétricamente construido va acercándonos a cada una de estas chicas, sus personalidades, sus misterios, qué ocultan, qué quieren de la vida, qué esperan y por qué desesperan. Es imposible no encontrar coincidencias entre ellas y nuestro propio entorno. Viviana Fernández García se mete en cada personaje hasta mostrarnos su médula, escarba donde molesta, donde ellas mismas no quieren ver. Nos devuelve su mirada acerca de estas vidas llenas de sexo, envidia, amor, amistad, drogas, tristeza, poder y estupidez humana.

Leer más »