Otro cuento del español Victor Balcells Mata

Para que después no anden diciendo por ahí que no cumplo. El cuento Money de Victor Balcells Mata que comenté el otro día forma parte del libro Yo mataré monstruos por ti. Me gustó mucho el comienzo…

Money

El operario del banco pareció notar que no nos habíamos duchado. Que estuviéramos en la puerta del banco antes de su apertura también era un signo del desastre. El operario del banco sabía muchas cosas: que los tacaños llegaban a última hora y los avaros a primera, que los dandys enriquecidos llegaban más o menos cuando les venía en gana, hacia el ecuador del día cuando el calor estaba en su centro, o el frío se disipaba. Sabía también, por nuestra manera imprecisa de mirar los carteles publicitarios, que íbamos a disminuir de alguna forma la riqueza del banco, por nuestra forma de sentarnos, con el peso apoyado sobre una de las caderas, que no pensábamos negociar nada. Sabía que ya no nos amábamos, que ayer cenamos trágicamente ajos y lechugas, que en nuestra casa hubo una pelea, por eso las heridas y los restos de maquillaje descolgados en la cara, la suya, la de Marcela, la cual me había abandonado hacia las diez de la noche, o quizá un poco más tarde.
– ¿Vienen a cerrar su cuenta común?
– Sí -dijo ella jugando con la grapadora y pensando quizá en graparse el cuerpo entero, o grapármelo a mí, por venganza, como si lo que acaba también tuviera que ser celebrado de alguna manera, satánica, ritualmente en todo caso.
– Bien, vamos a ver cuánto dinero les queda.
Anuncios

Yo mataré monstruos por ti

“Y tú me hablabas de las cebollas que teníamos que comprar, de lo caro que era el autobús hasta Barcelona; y tú me hablabas de la suciedad de los mendigos, tan inconstitucional, de esa manía que tenían en las tiendas de abusar del aire acondicionado. Y yo sólo te hablé una vez, citando a Pizarnik. Cómo decir con palabras de este mundo que partió de mí un barco llevándome, te dije. Y en ese momento una chica que caminaba delante de nosotros se giró y me dijo: ¡Es un verso de Pizarnik!; y sin decir nada más siguió caminando y tomó otra calle, a la derecha o a la izquierda, no lo sé, pero quizá hubiera sido importante prestar atención a ese detalle, saber hacia dónde fue, pienso ahora, cuando levanto la cabeza –hubiera sido importante– y te veo tumbada en el sofá, sabiendo que quizá no me odies, pero que yo ya te doy igual”.

Victor Balcells Matas, en este librito, muy moderno e interesante, que encontré en Madrid.

Pueden seguirlo en su blog: Huesos de Sepia.

Aquí pueden leer las primeras 18 páginas del libro… Lamentablemente queda afuera Money, el cuento que más me gustó. Pero como soy tan buena y divina, lo subiré en los próximos días.  Si no lo hago, saben donde buscarme… ah, no? Bueno.

Pequeña nota a él, robada de la gueb:

¿Qué es ´Yo mataré monstruos por ti?

—Es un libro de relatos, 27, la mayor parte de risa. A mí me parece que hacen reír aunque hablan de cosas tristes que me ocurrieron a mí en la vida, pero que he transformado. Se titula así porque todos tienen una parte monstruosa, muestran la parte más oscura del ser humano, una parte oscura que al fin y al cabo es de risa. Es lo que hace falta, ponerle sentido del humor a las desgracias ajenas y propias.

—¿Sigue ahora con los relatos?

—He escrito otro libro de relatos que se titula ´No volveré a ser joven´ y una novela, ´Hijos apócrifos´, un poco más ambiciosa. Esta vez sí que me arriesgaré a que me rechacen las editoriales. Llevo tres años escribiéndola y es lo más importante que estoy haciendo ahora.

yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy feliz año nuevo, disfruten esto #DuraPoco.